+573164196760 [email protected]

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Birth Date*
Email*
Phone*
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Already a member?

Login
+573164196760 [email protected]

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Birth Date*
Email*
Phone*
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Already a member?

Login

De pajareo en la RNA Arrierito Antioqueño

El 2020 fue sin duda un año de complejidades. Para los que laboramos en la industria del turismo de naturaleza, fue un año de retos y reinvenciones, un año donde el aprecio por la naturaleza y el aire libre se hizo más evidente que nunca. Tradicionalmente, el negocio de pajareo en Colombia se ha enfocado en los turistas extranjeros, quienes aunque no fueron los primeros, si fueron quienes crearon una demanda de viajes de avistamiento de aves enfocados en las condiciones que sus necesidades dictaban. Fue así que las primeras empresas criollas enfocaron sus binoculares a un mercado internacional y comenzó el auge del aviturismo en Colombia.

Ha pasado más de una década desde esos comienzos y en ese tiempo el pajareo colombiano ha evolucionado sustancialmente. No existen números conocidos que nos dejen saber cuántos compatriotas practican esta actividad, pero basta mirar la gran afluencia en eventos de carácter nacional como el ENO (Encuentro Nacional de Ornitología), la Feria de Aves de Colombia o el Congreso de Aviturismo, para darse cuenta que son miles, los colombianos que a su manera pajarean en todos los rincones del país. Pero si un evento ha demostrado el carácter pajarero que nuestro país está tomando, es el Global Big Day. De manera consecutiva, los últimos 4 años han dejado a Colombia en un orgulloso primer lugar en cuanto al mayor conteo de especies de aves que un país pueda lograr en 24 horas a nivel mundial, un logro solo alcanzado por la coordinación y el apasionamiento que centenares de colombianos han puesto en él.

El grupo fotografiando el tití endémico Saguinus leucops

Esta creciente casta de pajareros colombianos siguen en cierta medida las mismas rutas que tradicionalmente se usan para los viajes con extranjeros, y en el sentido inverso, crean rutas que los extranjeros siguen en busca de nuevos objetivos en lugares remotos del país. Y así como en el resto del mundo, siguen un patrón de segmentación bien definido: pajareros puristas, pajareros ocasionales, fotógrafos puristas y una mezcla de fotógrafos que pajarean o de pajareros que hacen fotografía, algo así tan diverso como el mismo pueblo colombiano es.

Este preámbulo da un poco de sentido a este relato, ya que trata sobre un corto viaje con pajareros colombianos (Mónica Estrada, Humberto Montes, Luis Carlos García y Carlos Granada) pero siguiendo el mismo método y forma que se usa con los extranjeros. El objetivo: visitar la Reserva Natural de las Aves Arrierito Antioqueño de la Fundación Proaves, un sitio famoso en el mundo pajarero por ser un lugar clave en la región donde se protege el hábitat del Arrierito Antioqueño (Lipaugus weberi), una especie que apenas hace un par de décadas se descubrió para el mundo y de la cual se conocen unas pocas poblaciones en inmediaciones de los municipios de Anorí y Amalfi principalmente, ambos ubicados en el norte del departamento de Antioquia.

El viaje se concentró en dos locaciones:

  • El bosque tropical y seco tropical de las represas Porce I y Porce II en la vía que conduce desde Medellín hacia Anorí, Antioquia.
  • La RNA Arrierito Antioqueño y bosques en cercanías de ésta.
  • Como ñapa se visitó el último día el Mirador El Roble en la vía Jardín (Antioquia) – Riosucio (Caldas), aprovechando su ubicación en la ruta de regreso hacia Pereira, ciudad de origen de nuestro viaje.
Represa Porce I
Monica y Carlos en el sendero La Cascada

El itinerario fue el siguiente:

  1. Salida Pereira – Medellín.
  2. Pajareo en los bosques de las represas Porce I y Porce II y en los comederos de la RNA Arrierito Antioqueño.
  3. Pajareo en los senderos de la RNA Arrierito Antioqueño.
  4. Pajareo en los senderos de la RNA Arrierito Antioqueño y bosques circundantes sobre la vía de acceso.
  5. Pajareo en el bosque seco tropical de la represa Porce II y desplazamiento hacia Hispania, Antioquia.
  6. Pajareo en el Mirador El Roble (Riosucio, Antioquia) y desplazamiento hacia ciudad de origen.

Especies destacadas

  • Hylomanes momotula. Fotografiar este barranquero enano, fue uno de los motivos de este viaje. Lo pudimos observar varias veces en el bosque seco tropical de la represa Porce II donde habita zonas de vegetación densa y a baja altura sobre el suelo.
Hylomanes momotula | Tody Motmot | Humberto Montes
  • Lipaugus weberi. Este pájaro endémico, aunque muy poco vistoso, se trata de un objetivo casi que obligado al ir a esta zona. Nos dio un poco de lidia, pero al segundo día en la reserva logramos con la experta ayuda de José, el guardabosques, ubicarlo un par de veces primero en una porción de bosque justo afuera de la reserva y luego sobre la carretera dentro ya de la reserva.
  • Dromococcyx pavoninus. A pesar de su distribución amplia por centro y el norte de Suramérica, este cuco de zona boscosas es por mucho, sumamente difícil de encontrar y mucho más de fotografiar. Nuestro episodio con este pájaro incluyó una cacería por dentro del monte aprovechando las habilidades del guardabosques de la reserva y su conocimiento de la especie. Sin embargo resultó impresionante la forma en la cual el pájaro colaboró para nuestras cámaras y posó en repetidas ocasiones.
Dromococcyx pavoninus | Pavonine cuckoo | Humberto Montes
  • Corapipo leucorrhoa. Este pequeño saltarín fue encontrado en un lugar donde lo he registrado desde el 2017, momento en el cual pareció ser el primer registro de esta especie para la zona.
  • Sipia palliata. Este hormiguero casi endémico, conocido como Hormiguero del Magdalena, tiene su distribución por la región del Magdalena Medio de Colombia alcanzando a pasar un poco hasta Venezuela. Este lugar parece ser uno de los pocos donde se le encuentra en un hábitat de montaña, lo cual se puede explicar por la conexión que estos bosques presentan con la región del Magdalena Medio.
Sipia palliata | Magdalena Antbird | Humberto Montes
  • Capito hypoleucos. Este capito endémico de Colombia lo pudimos ver en una ocasión y aunque no era nuevo para todos los del grupo, fue satisfactorio verlo cantando en conjunto con su pareja.
  • Habia gutturalis. Otra especie endémica a la cual desafortunadamente no le pudimos hacer fotografías decentes dado su comportamiento furtivo, al igual que los dos anteriores, es una especie exclusiva del Magdalena Medio.
  • Uropsalis lyra. Una hembra apareció de repente en nuestra caminata en el sendero La Cascada al interior de la RNA Arrierito Antioqueño y se posó en una percha casi perfecta.
Uropsalis lyra | Lyre-tailed Nightjar | Johnnier Arango
  • Vireolanius eximia. Este verderón es usualmente muy difícil de ver debido a su preferencia por el dosel de los árboles. afortunadamente logramos ubicarnos al frente de unos yarumos (Cecropia sp.) donde pudimos obtener vistas privilegiadas de este pajarito.
  • Ixothraupis guttata. Esta tangara que visita regularmente los comederos en la RNA Arrierito Antioqueño, fue uno de los motivantes del viaje y no faltó en cada uno de nuestros días en la reserva.
Ixothraupis guttata | Speckled Tanager | Monica Estrada
  • Dacnis egregia. Una especie antes considerada parte de Dacnis lineata y que pudimos observar varias veces en árboles con fruta donde Corapipo leucorrhoa, Machaeropterus striolatus y Ceratopipra erythrocephala estaban visitando constantemente.
Dacnis egregia | Yellow-tufted Dacnis | Johnnier Arango
  • Ampelion rufaxilla. Una especie que nos debe una segunda visita al Mirador El Roble ya que en esta ocasión y a pesar de que vimos dos individuos, estaban perchados como suele pasar con esta especie, en la parte alta de árboles a mucha altura.
  • Grallaria alvarezi. Esta especie, recientemente separada del complejo de Grallaria rufula, se restringe ahora únicamente a los bosques montanos de la parte central y norte de la Cordillera Occidental de Colombia. En El Mirador El Roble visita regularmente los comederos de grallarias junto con Grallaria nuchalis y Grallaricula nana.
Grallaria alvarezi | Chami Antpitta | Johnnier Arango

Galería fotográfica

Listas de eBird

Como siempre y en cada uno de nuestros viajes, los datos de especie y localidades son subidos a eBird, una plataforma de ciencia ciudadana que reúne registros de aves de todo el mundo. Aquí pueden encontrar los listados de las especies vistas en este viaje.

About the author

Johnnier is the manager and main tour leader of The Andean Birder. Over 13 years he has been organizing and leading birding trips in the most important regions of Colombia.

Leave a Reply

Recent Posts


Why Book With Us?

  • No-hassle best price guarantee
  • Personalized attention. Fully flexible tailor-made tours
  • The best birding routes of the country
  • We are locals, we know the country!

Follow us on Facebook

Facebook Pagelike Widget